Arde, Bruja, Arde. Abraham Merritt


…Por   fin   sólo  me   vi   a   mí  misma,   y   me   parecía   que   me   iba

empequeñeciendo,   empequeñeciendo,   hasta   reducirme   al   tamaño   de   una  muñeca   de

regular alzada. Incliné mi cabeza hacia adelante y la pequeña imagen hizo lo propio. Moví

la cabeza sonriendo y lo mismo hizo ella. No podía dudar de que era mi imagen, pero muy

reducida. Y de pronto he tenido miedo, he cerrado los ojos. Al abrirlos de nuevo…

   

Por el crecimiento de la mansión, nos hemos mudado a un castillo. Puedes leer todos los artículos en

ElCastillodelTerror.Com

Si quieres ir directo al artículo sobre Arde, Bruja, Arde usa el siguiente enlace

Arde, Bruja, Arde

~ por ulutuya en 9 de septiembre de 2012.

Una respuesta to “Arde, Bruja, Arde. Abraham Merritt”

  1. […] ¡Arde, bruja, arde! (1932) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: